La edificación se compone de tres bloques independientes de proporciones horizontales que conforman 67 viviendas de dos y tres dormitorios con garajes y trasteros. Estos bloques se disponen perimetralmente en la parcela creando en su interior un amplio espacio de zonas comunes ajardinadas donde se sitúa la piscina. La edificación se va adaptando a la topografía mediante la generación de tres niveles, sin superar en ningún caso las dos plantas de altura sobre el terreno. Además, se crea una planta sótano que configura el aparcamiento de vehículos y los trasteros.

Arquitectos

José María García Zarco

Julia Alcocer Hernández

Promotor

Samaguil S.A.

Año

2020